El uso del pensamiento crítico en la era de la información

¿Qué hacemos con la información que nos llega masivamente a diario?

La era de la información que nos ha tocado vivir, es un sistema complejo donde la frustración por no llegar a discernir entre lo que es verdad o mentira, se apodera de cada uno de nosotros. Leer las ingentes cantidades de datos y comparar, buscar las fuentes y conocer el contexto puede llegar a ser una tarea titánica. El cerebro tiene un límite de procesamiento de datos. La información puede llegar a colapsarse, sobre todo si entendemos nuestra recepción como un embudo que se va cerrando. Por ello en Acrítica hemos decidido buscar la manera de mostrar cuáles son las herramientas que nos ayuden a cribar toda esa información y lo hacemos a través del método del pensamiento crítico.

Una buena definición de qué es el pensamiento crítico sería entenderlo como un método que se propone analizar los conocimientos o datos que llegan desde todo el mundo y por todos los medios de comunicación disponibles, para compararlos. Buscar la verdad, lejos de subjetividades o sesgos políticos intencionados. Ser crítico es una actitud y su pensamiento es un método que nada tiene que ver con ideologías políticas, religiosas o de cualquier otro tipo. De hecho, está más relacionado con la filosofía, puesto que trata de ir a la raíz, las referenciaciones o los constructos sociales y deconstruirlas para analizarlas por separado y en su contexto. La verdad es una cuestión de lo que la mayoría de la sociedad acepte como cierto, pero esta también puede ser una mentira. Y en esta concepción de la realidad nos basamos para analizar las certezas.

De todos modos, si hasta ahora no ha quedado muy claro, no os preocupéis. El pensamiento crítico se aprende con la práctica y con la experiencia de cuestionamiento y la adquisición de conocimientos ya sean teóricos o empíricos.

En cualquier caso, nosotros nos ocupamos de mostraros nuestro método.

 

Podéis seguirnos en Facebook para más novedades: https://www.facebook.com/acriticaplataforma/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *